domingo, 30 de agosto de 2009

Los mapas no nos convencen.

Los hules de las casas tienen mapas de un país recortable.
Paramos los sitios,
pero la gente se escapa.