domingo, 5 de septiembre de 2010

Extensión.

Una vez quisieron comprimirme, hacerme de bolsillo.
Ahora, estirada, podría dar la vuelta al barrio con los brazos.