lunes, 27 de junio de 2011

No me busquéis en mi cuerpo.

En respuesta a todos los imbéciles que han mirado y tocado sin amor.
A todos los imbéciles que han amado con manos torpes y exigencia.
A los que cogieron hasta la raíz de mi pelo y alma
para tirar y dejar calva la cordura que me revolotea a veces.
Os digo que, en vuestra contra y a mi favor,
voy a dedicarme al amor;
completo, real, generoso,
canónico, proporcionado,
extensivo y volador.
Desde este minuto 27
no me busquéis en mi cuerpo,
que os entregué con la inocencia de lo potencial.
No me busquéis,
porque mi casa está en el hueco de otro hombre.

4 comentarios:

BaBel dijo...

porque mi casa está en el hueco de otro hombre


*.*

CAOS dijo...

Joder, qué grande eres!!

beso.

Helenaconh dijo...

qué bonito, qué buena eres, me encanta!

Ana Delgado dijo...

un placer pasar por aquí y encontrar tanta calidad :)