domingo, 13 de mayo de 2012

Ser hormiga hoy

¿Se comen las hormigas a sus hermanas muertas?
¿Les llevará la evolución a inventar pistolas para empezarlo?
¿Usarán la poesía para narrar  hazañas épicas?

O seguirán en fila como nosotros,
acatando su lugar
aparentemente  detrás, 
aparentemente delante,
en  un afán de búsqueda del mismo alimento. 

Mover una migaja como un sofá 
y mudarse una y otra vez 
por miedo al exterminio. 

Ser hormiga hoy.
Levantarse,
romper el trayecto, 
encontrar el pie que pisa 
y morderlo tantas veces
que el dolor lo paralice. 

O quedarse. 
Seguir en la línea, 
habitar el agujero.