jueves, 25 de junio de 2009

Cada vez que te respiro...

Con el traqueteo de mis órganos,
ese ir venir
de pulmones, corazón y estómago,
me tienes mareá
de tanto viaje,
de sí que no
que sí que no.