miércoles, 3 de junio de 2009

Lo que ponemos en los otros.

Puedes pensar todo lo malo de mí que quieras,
pero eso no es pensar en mí.