domingo, 7 de febrero de 2010

...

Al tercer día
la mujer se despertó diluída en otro cuerpo,
en otra voluntad,
y saltaron gritos en el agua.