domingo, 21 de febrero de 2010

Equilibrio

El día que dejé de darte sin más, empecé a andar más recta.