martes, 14 de julio de 2009

...

Se te escapa en la sonrisa
un diente verde de león.
¿Qué dices?
Cobarde tú.
Cobarde el beso que me tiras,
de adiós adiós a la ligera.
Cobarde el ojo que me guiñas,
cómplice despropósito
de amarte siempre así
en lento lento parpadeo.