lunes, 20 de julio de 2009

Cuando aquí y allí son sólo sitios.

Si tú quisieras hoy
saldría un beso en la otra parte de esta tierra,
hundiendo manos,
cruzando piernas.
Si yo quisiera hoy
tendrías en espejo cada trozo de mi mundo,
diciendo todo todo
lo inversamente correcto.
Riéndolo también todo.
Si tú estuvieras hoy
daríamos una y mil vueltas en el aire
sin cambiar de sitio.