viernes, 17 de julio de 2009

...

Hoy quiero improvisarte
trasnocharte
sin hora ni motivo,
por el placer de querer tener
una mesa con brasero,
un lugar.
Tu invierno y mi verano se saludan
desperezando
esto de cambiar relojes y mapas,
trazar las pieles
en tus huecos dispuestos
a soltar amor
a explotarse lento.