lunes, 30 de mayo de 2011

Coletazos

A veces sigo llorando, a veces sigo sin poder entrar en casa. 
A veces tengo miedo de mí y de mi cabeza.
A veces hay una distancia enorme entre mi miedo y mi peligro.
 Y no hay argumentos.

3 comentarios:

CAOS dijo...

esos son los peores momentos.

abrazo.

Helenaconh dijo...

a esto yo no puedo decir nada

BaBel dijo...

(me suena...)