miércoles, 30 de marzo de 2011

...

Ya no me interesa la dulzura.